Estando Jesús en Betania, en casa de Simón el leproso, y sentado a la mesa, vino una mujer que traía un frasco de alabastro con perfume puro de nardo, muy caro; rompió el frasco y derramó el perfume sobre la cabeza de Jesús… (Mc 14, 3-9)

Jésus se trouvait à Béthanie, chez Simon le lépreux. Pendant qu'il était à table, une femme entra, avec un flacon d'albâtre contenant un parfum très pur et de grande valeur. Brisant le flacon, elle le versa sur la tête de Jésus... (Mc 14, 3-9)

25 de septiembre de 2009

Biblia y homosexualidad

Como complemento al artículo de ayer, aquí os traigo este texto del Rvdo. Matthew Fox, publicado en “A word about Religion & gay marriage from a theologian”. Aunque su punto de vista está centrado sobre el matrimonio, dice mucho sobre las relaciones amorosas homosexuales en sí; y a pesar que yo no comparto al cien por cien algunas de sus afirmaciones (estoy hasta el gorro de que sean los animales los que justifiquen mi forma de amar) me ha parecido interesante traducirlo y compartirlo con vosotros:

Como siempre en la vida hay que utilizar la cabeza que Dios nos ha dado, porque nos puede ayudar a discernir la importancia relativa de las cosas, sobre todo la de los textos bíblicos: qué importancia dar a cada una de las diversas prescripciones de la Biblia sobre el matrimonio homosexual. Estos son, a mi parecer, los tres textos más importantes:

El primero es « Dios es amor ». Afirmación increíble, y a pesar de tantos siglos, siempre nueva. Dios es amor: cuando damos amor, cuando recibimos amor, ahí está Dios. El amor es lo mejor del ser humano que somos. Dios se hace presente cuando damos y recibimos amor, en los buenos días y en los malos, en la salud y en la enfermedad.
Mi edición de la Biblia no dice “Dios es amor heterosexual”, sino que simplemente dice “Dios es amor”. El matrimonio se supone fundamentado sobre el amor, y lo hace crecer, lo alimenta, lo celebra. Este es un buen argumento a favor del matrimonio homosexual. El matrimonio celebra y protege el amor. Todos los amores.

La segunda enseñanza bíblica a favor del matrimonio gay es la palabra de Jesús cuando dice “buscad primero la justicia”, sostener los anawim, los pobres, los que no tienen voz, los excluídos, los oprimidos. Está claro que los homosexuales han estado oprimidos. Algunos han sido encarcelados, encerrados en psiquiátricos, golpeados, asesinados. Una gran parte han tenido que esconderse y mentir sobre su vida. La enseñanza de Jesús de permanecer al lado de los oprimidos se aplica perfectamente a las minorías sexuales, como a toda minoría.

La retórica religiosa contra el amor gay se apoya siempre sobre el argumento “no es natural”, “es algo contra natura”. Pero la ciencia, que tiene precisamente la misión de explorar la naturaleza, nos descubre justo lo contrario. Así pues los científicos descubren parejas homosexuales en al menos 464 especies, desde los delfines hasta ciertas aves, pasando por los perros y las focas. La homosexualidad es pues natural… en ciertas minorías. Dios es el autor de la infinita diversidad de la naturaleza, diversidad sexual incluida. Dios es el autor, ¡sí!; del amor gay, como lo es de todo amor.

Alegrémonos de comprender hoy de una manera renovada y asombrosa las antiguas afirmaciones de la fe: Dios es amor, buscad primero la justicia y la naturaleza es la obra de Dios.


Esta es una traducción del articulo publicado por Parpaillot en su blog.

5 comentarios:

.teri dijo...

Siento que estés hasta el gorro que los animales sea lo que justifiquen tu forma de amar pero te guste o no también somos animales y por tanto formamos parte de la naturaleza. Lo digo de buenas.
Sobre el texto en sí no entiendo, y muchos también, porque muchos creyentes principalmente cristianos insisten en que la homosexualidad es una aberración o algo muy malo cuando no hay nada malo compartir tu amor con alguien de tu mismo sexo aunque sea una orientación minoritaria. Se creen que son pervertidos, que nada más se dedican a "dar por el culo" y cosas así y son personas. Están convencidos de que "se pueden curar" cuando los que tienen que dar el cambio son los propios homófobos.

Manuel, hermano de la Comunion Betania dijo...

Ahi estamos bien de acuerdo, Teri: un reto que Jesus ha propuesto en su tiempo ha sido el de ir mas alla de las apariencias y las etiquetas; y El nos sigue proponiendo el mismo reto.
Sobre los animales... aun estoy en la mesa de conversaciones con mis gatos ;). No, en serio: claro que formamos parte de la naturaleza, pero hay un detalle importante a no perder de vista: los seres humanos somos creados a imagen y semejanza de Dios.
Un abrazo

Mudejarillo dijo...

Yo tampoco estoy conforme con que la justificación de nuestro amor tenga que venir de la observación de los animales. a ningún heterosexual se le ocurre recurrir a ellos para justificar su amor heterosexual... ¿por qué nosotros? Simplemente, Dios nos ha hecho así y, por lo tanto, nuestra "naturaleza" exige que seamos natuireles, sin artificios, sin tener que recurrir a una heterosexualidad que no es la nuestra. Sin más.
"Gracias Padre porque esto se lo has revelado a los sencillos"...sería lo que nos diría Jesús...
También en broma, cuando termines con tus gatos... te mando a mi perro para que les aleccione, es que él lo tiene muy claro, fue "adoptado" por una pareja homosexual y está tan contento, jamás nos ha hecho ningún reproche y se muestra bien orgulloso de sus dueños cuando se encuentra con sus amiguetes... Y sin ningún trauma, oiga...
Un saludo

.teri dijo...

"(...)a ningún heterosexual se le ocurre recurrir a ellos para justificar su amor heterosexual... ¿por qué nosotros?"

Pienso yo que seguramente los homofóbicos no religiosos, o si no por si les da a alguno a decirlo.

No estoy diciendo que la observación de los animales justifique nuestro amor, sino que nosotros al formar parte de la naturaleza, que esta misma forma parte de Dios, nos toca lo que nos toca.

Luis Alfonso Martínez Ariza dijo...

De casualidad venia por aca. Todo lo que tengo que decir es que lean bien la Biblia en Romanos 1 y me expliquen el versículo donde dice: contra naturaleza, los varones dejando el uso natural(....) Luego de que haga una correcta EXEGESIS vuelva a escribir que quiere decir el autor ahí, es muy fácil sacar versículos descontextualizados. Luego de que toda la biblia, y no un versículo sin contexto, me explique algún principio, es distinto. La biblia dice que los afeminados no heredaran el reino de los cielos. EL ES AMOR claro estar para EL PECADOR, pero no PARA EL PECADO. El argumento del amor es muy flojo: La biblia dice que es amor y fuego consumidor. Pienselo.